Alergia de las mascotas

¿Qué causa una reacción alérgica a los animales?

La alergia es una hipersensibilidad o reacción anormal a una sustancia que normalmente resulta inocua para la mayoría de las personas. Las sustancias que causan alergia se denominan alérgenos o antígenos. Los alérgenos de los animales son la caspa, la saliva y la orina; y acceden a las personas a través de su inhalación por la nariz, la garganta y los pulmones.

 ¿Qué síntomas de alergia provocan las mascotas?

Los animales con pelo o pluma pueden provocar muchos tipos de síntomas alérgicos en humanos, aunque los más corrientes son: enrojecimiento y picor ocular con lagrimeo, rinitis, congestión nasal, picor nasal, estornudos (a veces diez o más en rápida sucesión), picor en boca y garganta, irritación crónica de la garganta, accesos de tos seguidos de dificultad respiratoria o respiración sibilante, insuficiencia respiratoria, eczema, urticaria o ronchas (producidas al tocar el animal o al ser lamidos por él)

En España se calculan unos 6 millones de personas alérgicas. Más del 25 % conviven con un animal doméstico. La mayoría son pacientes alérgicos a epitelios animales, diagnosticados o no.

El único tratamiento para familias que no querían alejar a su mascota era la administración de vacunas o fármacos a la persona afectada. Antes alejar a la mascota era la primera opción de tratamiento. La terapia sintomática del paciente a menudo debía completarse con un drástico tratamiento causal: la desaparición del gato o perro del entorno familiar. Las contraindicaciones emocionales de dicho tratamiento son evidentes: alrededor del 75 % de los pacientes se niegan a desprenderse de su mascota. Ahora, ¿cuál es la primera medida a tomar ante un problema de alergia a una mascota? Tratar a la mascota.

Consúltenos y le podremos aconsejar la mejor opción para aliviar la sensibilidad a su mascota.